Aprovecha de las mejores ofertas de créditos de Febrero 2020 en España

Los microcréditos en línea permiten obtener dinero rápidamente en situaciones urgentes. Con pocos documentos y sin tener que justificar su necesidad de dinero, recibirá el dinero en unos pocos días o minutos.

Aquí está el ranking de las mejores ofertas de crédito de 2020.

¿Qué es el microcrédito en línea?

El microcrédito es un préstamo de una pequeña cantidad otorgada por un banco a personas cuya situación financiera precaria o difícil no les permite acudir a los bancos.

El microcrédito en línea funciona como un préstamo bancario y tres elementos importantes conforman el préstamo: una Tasa Anual Equivalente (TAE), un plazo de pago y una cuota mensual fija predeterminada, que el prestatario se compromete a pagar.

Te ayudamos a encontrar el mejor préstamo online.


¿Cómo obtener un crédito en línea?

Si desea solicitar un préstamo rápido y no sabe por dónde empezar, es recomendable comparar las ofertas de crédito en línea y asegurarse de que el préstamo que elija sea el mejor para usted según su situación.

Una vez que haya seleccionado el microcrédito que desea tomar, todo lo que debe hacer es acceder al sitio web de la empresa y comenzar el proceso, como enviar el formulario con sus datos personales y bancarios.

Una vez hecho esto, simplemente espere una respuesta de la compañía que, si es positiva, pagará el dinero solicitado en su cuenta bancaria en minutos.

Completar los microcréditos en línea es rápido y fácil, lo que le permite obtener el dinero que necesita de manera segura.


¿Cómo solicitar un préstamo en línea?

Solicitar un préstamo online es una acción que cada vez realizan más personas en todo el mundo. Los préstamos en línea se están convirtiendo en una de las opciones mejor valoradas gracias a que no requieren de tantos trámites administrativos ni esperas como los préstamos tradicionales.

Por este motivo, en este artículo te explicamos paso a paso cómo puedes pedir un préstamo online para que no te quede ninguna duda al respecto.

Pasos a seguir para solicitar un préstamo en línea

Estas son las pautas que has de seguir si te interesa solicitar un préstamo a través de Internet:

1. Leer los requisitos de la compañía

Lo primero que debes hacer es leer los requisitos que impone la compañía crediticia para saber si te adaptas a ellos. Normalmente, son bastante laxos y fáciles de cumplir. Los más comunes son:

- Ser mayor de edad.

- Tener una línea de móvil.

- Tener una cuenta corriente a tu nombre.

- Residir en España.

Aunque estas exigencias pueden variar según la empresa.

2. Indicar la cantidad que necesitas

Tras encontrar una empresa en cuyos requisitos sí encajes, tendrás que indicar en su simulador la cantidad que necesitas. Es interesante que compares entre diferentes entidades ya que el rango de dinero a entregar puede diferir de unas a otras. Lo ideal es que encuentres aquella que te ofrezca justo la cuantía que necesitas.

3. Indicar el plazo de devolución

Dependiendo de la financiera, podrás devolverlo en uno, tres o seis meses. No obstante, para préstamos de mayor cuantía también hay empresas que permiten establecer un plazo de más de 1 año. Así pues, analiza tus necesidades y acota el tiempo de devolución según tus posibilidades.

4. Envía la solicitud

Una vez que hayas ajustado el simulador, solo tendrás que enviar la solicitud a la empresa para que sus especialistas estudien tu caso y tus posibilidades. A raíz de los resultados de este estudio el préstamo se te concederá o no. En cualquier caso, lo más común siempre suele ser la aceptación de la financiación.

5. Recibe el dinero

Si la respuesta es afirmativa, solo tendrás que esperar un poco para recibir el dinero. Normalmente, en el entorno digital se premia la inmediatez. Por ello, la mayoría de las compañías no se demoran más de un par de días en depositar el dinero en tu cuenta.

Dependiendo de la prisa que tengas, podrás elegir una entidad que te ingrese el dinero en pocos minutos, horas o en uno o dos días. Ciertamente, esta es una de las principales ventajas de este tipo de financiación.

En definitiva, la sencillez y la rapidez son la clave de los préstamos en línea. Por ello, ante cualquier apuro económico o urgencia de liquidez, no debes tener reparos en acudir a este tipo de productos. Si hay algo seguro es que no te arrepentirás.


¿Cómo funciona un crédito?

En nuestros días, gracias a las nuevas tecnologías, el credito facil es una realidad y una opción para muchas personas. En esta ocasión, queremos hablar de una de las modalidades de este tipo de productos, que es el micro credito, para esclarecer su funcionamiento y sus condiciones generales.

Características del micro credito

La primera característica es que las cantidades que puedes pedir son bastante reducidas. Normalmente, no suelen superar los 300 euros, aunque en algunas compañías permiten obtener entre 500 y 750 como máximo. No obstante, si quien solicita un microcrédito es una empresa, la posible cuantía asciende a entre 1.000 y 26 000 euros.

Por otro lado, la devolución, si eres un particular, es bastante rápida, ya que no suele superar un mes. En el caso de ser empresa, el plazo es más extenso. De hecho, hay casos en los que la devolución depende de la viabilidad del proyecto empresarial.

En tercer lugar, no podemos obviar que es un procedimiento cómodo, debido a que todo puede gestionarse a través de una página web sin necesidad de acudir a un banco ni de esperas innecesarias.

También es importante saber que todo el proceso es muy rápido; es más, puede ser incluso inmediato. Tras enviar la solicitud a la empresa financiera, en pocas horas recibirás una respuesta afirmativa o negativa sobre la aceptación de la financiación o sobre la negativa a la misma.

En caso de que la respuesta sea afirmativa, en pocas horas podrás tener el dinero en tu cuenta.

Condiciones generales

Las condiciones son muy sencillas. Aunque dependiendo de la compañía pueden variar, las más comunes son las siguientes:

- Documento de identidad.

- Documento que justifique el domicilio: contrato de alquiler, recibo de seguros u otro.

- Copia del historial crediticio en caso de que se tenga.

- Referencias positivas (si la entidad lo requiere).

- Correo electrónico y número de teléfono.

- Extracto de la cuenta: para estudiar tus ingresos y tener un número de cuenta donde ingresar el dinero.

¿Por qué recurrir a un credito facil?

Recurrir a este tipo de productos tiene diversas ventajas. La más interesante es que los requisitos son más laxos que los que se imponen en otros tipos de financiación más tradicionales. Por ello, en caso de que no cumplas con los que te impone el banco, esta podría ser una alternativa efectiva para ti.

Por otro lado, es el mejor recurso ante las urgencias tanto por su rapidez como por su comodidad. De hecho, se utiliza muy a menudo en casos de averías y pagos inesperados. Tampoco se trata de una deuda prolongada, ya que deberás devolver lo prestado en poco tiempo y quedarás libre de preocupaciones.

Por tanto, el credito facil es una herramienta que, en caso de que necesites liquidez urgente, deberías valorar.


¿Cómo obtener crédito rápidamente?

Los problemas de liquidez son, quizás, de los más frustrantes que podrás encontrarte a lo largo de tu vida. Necesitar dinero para hacer algo urgente y no contar con él es una situación muy grave que puede desencadenar problemas aún peores. Hasta ahora, la forma de conseguir un préstamo ha sido acudir a un banco y esperar a que se te conceda o se te deniegue.

Créditos online: sencillez y rapidez

Sin embargo, acudir a un banco para solicitar un crédito es una tarea tediosa y lenta. En primer lugar, porque el papeleo parece interminable. Nóminas, justificantes de pago, facturas, historial crediticio... Y todo ello para que, una vez reunida toda la documentación, tengas que esperar a que se estudie tu petición.

Tras ello, el crédito puede ser aceptado o denegado. Este procedimiento conlleva días e incluso semanas, por lo que ante una urgencia esta opción no es la más viable. En nuestros días, para obtener un crédito rápidamente tienes otras opciones más sencillas y rápidas.

Los créditos online son la solución de la que podemos hablarte ante una urgencia. ¿Por qué? Muy sencillo. Ante una avería en el hogar o ante una factura más elevada de la cuenta, el dinero que requieres es poco. Como no tendrás que pedir miles de euros, las transacciones por Internet, más rápidas, te solucionarán mejor la papeleta.

En apenas unas horas podrás rellenar los datos que te pidan, detallando el dinero que quieres y el plazo en el que puedes devolverlo. Pero, además, la respuesta de la entidad crediticia será prácticamente instantánea. De manera que en solo un día podrás saber si aceptan entregarte el dinero o no.

Ahora solo te quedaría cobrarlo, y en esta fase también debemos destacar la rapidez. La mayoría de compañías ingresan la cantidad prestada en menos de 24 horas. Por tanto, podrás responder a tu problema prácticamente con inmediatez.

Más ventajas de los créditos en Internet

Pero además de la sencillez y rapidez en los trámites, estos productos tienen otras ventajas. Entre ellas, podemos destacar las siguientes:

- No tendrás que dar explicaciones sobre por qué o para qué quieres el dinero. Solo interesa la cuantía y el plazo de devolución.

- Podrás pedir la cantidad exacta: es decir, no tendrás que pedir más de lo que necesites, reduciendo así el monto de la deuda.

- La devolución no se prolongará demasiado: dependiendo de la cantidad que te concedan, deberás devolverla en pocos meses. De esta manera, la deuda terminará antes de que puedas darte cuenta.

- Los requisitos son menos estrictos: en muchos casos no importará si tienes nómina, ya que con unos ingresos periódicos bastará. Además, hay productos específicos para quienes aparecen en los listados de ASNEF.

En definitiva, si quieres obtener un crédito rápidamente y sin problemas, te recomendamos que optes por las entidades online.